Proyectos Web, Parte 1: “Cuando la casa queda chica”

[ 4 ] Comentarios
Share

“Es tiempo de vacas gordas, hay dinero en el bolsillo y mucha gente vocifera alrededor que va a comprarse una casa nueva. Es mas, te llega un mensaje directo que específica que debes hacerlo ahora, que es el momento, que las tasas son bajas y que hay mucha oferta. Por todos lados llegan ofertas de casas nuevas, con patios inmejorables y con planos en la mano para las ampliaciones y las más finas terminaciones.

Sucumbes ante la oferta, compras la propiedad más bonita que te ofrecieron y aunque te ajustas al presupuesto, haces maravillas y magia para aumentar un poco más tu crédito y, compras. Mas tarde, cuando inicias la mudanza y empiezas a trasladar tus cosas, te das cuenta de que las habitaciones no tienen el metraje correcto, tus muebles con cabían tan cómodos comos e veía en la casa piloto, el baño tiene goteras y se ven manchas de humedad recién a los seis meses. Al año, te falta una habitación para el hijo que viene en camino –tenias dos niñitas- y no puedes juntar a los tres en una pieza.”

Lentamente, el sueño empieza a desvanecerse, la familia crece y los problemas también, ¿pensante en algo de ello cuando compraste?, de pronto recuerdas que algún miembro de la familia, quizás el mas pequeño, comentó algo sobre ello cuando fueron a ver la casa piloto, “aquí no vamos a caber todos”, pero como eres el dueño de casa y el adulto a cargo, tomaste la decisión, oídos sordos al comentario y seguiste con tu proyecto. Derechamente hoy sientes que botaste tu dinero.

Parece un cuento conocido, pero, ¿qué pasa si lo llevamos a otro escenario y pensamos que esa casa/habitación/departamento corresponde a la compra de una solución tecnológica para implementar el Portal Web para una institución?

Aunque esta situación se dió con mucha frecuencia a mediados de los 90s, hoy en dia la administración pública y en general, las empresas e instituciones que desarrollaron proyectos con mirada 1.0, hoy se enfrentan a una necesidad ineludible, deben cambiarse de casa y les resulta dificil saber que pueden hacer con la actual. En muchos casos, deberán asumir una pérdida total.

Es común que estas situaciones se den, sobretodo con la compra irresponsable de tecnología y la ausencia de planificación minima de los proyectos, habitualmente se debe responder a requerimientos rápidos -y muchas veces sin sentido- que hacen caer mas de una vez en decisiones incorrectas y desinformadas.

¿Qué quiero? ¿Para que lo quiero? ¿Qué quiero lograr? Son preguntas que muchas veces no tienen repuesta o con suerte son abordadas al final de los proyectos, contraponiendo incluso leyes naturales, como partir por el principio.

Se trata de reconocer que cuando hablamos de compras de desarrollo WEB para el Gobierno por ejemplo, muchas veces los ciclos presupuestarios así como la contingencia política terminan por crear y licitar proyectos erráticos y sin conducción, nacidos para responder a eventualidades y no pensados en resolver necesidades.

¿Cuantas veces se ha visto el lanzamiento de portales, sitios y páginas circunstanciales pero que al poco tiempo son dejados a la deriva, sin fondos para re-implementación, gestión y mejoras?

Cuando una institución –o una empresa- decide crear o rediseñar su Portal Web (pagina, sitio institucional ó Web) debe saber – rigurosamente – qué es lo que quiere y cuantos recursos estará dispuesta a derivar para cumplir con sus objetivos, cuales son esos objetivos, a quien esta dirigido ese esfuerzo y cuales son las prioridades. Aunque resulte y suene obvio, no es tanto.

Vale la pena darse una vuelta por la Guia para desarrollo de sitios web de Gobierno, manual de cortapalos para los webmasters del Gobierno de Chile y de quienes desean introducirse en el tema.

4 respuestas a Proyectos Web, Parte 1: “Cuando la casa queda chica”

  1. Me imagino que debe ser muy complejo el poder llevar a cabo algún tipo de estrategia digital seria y decidida en una repartición pública, por distintos factores: la cultura organizacional, la manera de definir presupuestos y prioridades, la poca capacidad de innovar, etc, etc.

    Creo que por eso es imperioso que se establezca algún tipo de institucionalidad de TIcs, obviamente distinto a las reparticiones actuales, pero que tenga el poder y la fuerza para poder hacer sinergia entre las distintas instituciones estatales.

    A partir de esta institucionales, creo, se podrán definir pautas, hacer I+D, definir estrategias comunes, etc, etc.

    En suma: ser arriesgados y entender la tecnología como una parte importante de cualquier proceso directivo y de toma de decisión.

  2. Hola Pablo, gracias por venir.
    Claramente el I+D es una necesidad, al menos en el sector público casi llora una cosa asi, sin embargo, recordemos que hablamos de una estructura MUY dificil de movilizar y que tiene adosadas un montón de conductas históricas, es un trabajo a largo plazo y por incríble que parezca, te aseguro que las condiciones han mejorado en un 200% a como eran antes, y ojo, antes se refiere hace solo unos 10 años.

    La capacitación y alfabetización de los funcionarios y profesionales es vital para un mejor desempeño de los proyectos.

    La discusión da para largo, en los ultimos 10 años el Estado de Chile ha avanzado mucho en esas materias, sin embargo, siempre hace falta la voluntad mas que otra cosa.

  3. Walala dice:

    es todo un queso eso. Algún dia tendremos autoridades que entiendan por que es “catastrofico” en una matriz de riesgo que nos hackeen y nos destruyan el sitio web. Algún dia tendremos gente que entienda que los sistemas no se mantienen solos y que hay que estarlos supervisando continuamente. Algún dia tendremos gente que tenga claro que el web es una vitrina institucional para comunicarnos con todo el mundo, y que por tanto, debe ser compatible para verse por todo el mundo. Algún dia tendremos desarrolladores que sabrán que si ponen una casilla de correo enviando un mensaje, esta casilla debe ser válida para recibir mensajes de vuelta (me he topado con varios sistemas que no hacen esto! )… algun dia tendremos diseñadores que entiendan que 2.0 no es usar colores celeste y naranja, sino tener mas opciones de interaccion…

    entretanto, hay que arar con los bueyes que se tiene nomás

  4. […] Otros de esta serie: Proyectos Web, Parte 1: “Cuando la casa queda chica” […]