El doble discurso político y donde poner el “dospuntocero”

Comentarios desactivados en El doble discurso político y donde poner el “dospuntocero”
Share

Y me quedo, una vez más, sorprendido por el nivel de nuestros políticos. Hay que tener agallas para defender lo indefendible.

Ayer, mientras en el Palacio de la Moneda, una alegre y jovial presidenta de Chile les hablaba a los jóvenes un grupo de honorables rechazaba la propuesta de ley sobre inscripción automática en los registros electorales y el ya clásico sueño del voto voluntario.

En el contexto de la celebración del Día Nacional de La Juventud, la Mandataria señaló su preocupación por la baja participación política de los jóvenes y reiteró “la conveniencia de establecer la inscripción automática y el voto voluntario”.

Al menos mencionó que esa es su postura de siempre, incluso en su campaña. Error, la Presidenta Bachelet confía demasiado en la clase política y la clase política, no le hace favores a nadie sino que a ellos mismos.

La Jefa de Estado recalcó que es necesario corregir esta situación, por cuanto “necesitamos a nuestros jóvenes integrados a la vida cívica, con derecho a elegir y a ser elegidos. Porque esa savia joven es esencial para la salud de nuestra democracia”. Al respecto, agregó que “tenemos que combinar la experiencia de los más viejos con el ímpetu y la fuerza de los jóvenes. Creo que el régimen de libertades necesita tonificarse con el aporte de la juventud y ello exige ampliar los espacios institucionales”.

De paso, los favores cuestan caro, sino, pregúntenles al Ministro Pérez-Yoma y al Ministro Cortázar por su periplo para conseguir fondos para el Transantiago.

En un mundo donde cada vez “aparecen” mas políticos onderos y “sociales” -de esos con facebook, twitter y otros inventos pokemones- nuevamente los jóvenes son despreciados por una clase política temerosa de engrosar el padrón electoral y enfrentarse a la realidad.

Como diría algún abuelo sabio, mas vale pájaro en mano que cien volando, y claro, si hubiera inscripción automática en Chile, el padrón electoral aumentaría en 2 millones de votos -dolor de cabeza para el que los cuente- pero mas duro para los políticos añejos que temen ver cómo la juventud se manifiesta abiertamente en contra de sus propuestas desconectadas de la realidad.

¿Seria muy terrible ver las estadísticas de votaciones con más votos en blanco, nulos y hasta con dibujos? NO, es la realidad y se debe asumir, la política es necesaria, pero debe refrescarse y debe madurar, dar espacio.

El discurso de la Presidenta Bachelet suena bien, valdría la pena compartirlo con los honorables, creo que necesitan escuchar mejor lo que pasa afuera de sus cuatro paredes.

Cuando alguien pregunta a un joven porque no esta inscrito, debería entonces recordar todo lo que la clase política hace y ha hecho para evitar y alejar cada vez mas a los jóvenes de un terreno que esta hecho a la medida de estos señores, los mismos que se han calificado de analfabetos tecnológicos y que velan -supuestamente- por la construcción de un país a la altura del siglo XXI.

Es simple: no hay ganas, no hay voluntad.

Entonces, pregunto a los políticos 2.0: ¿porque no se han pronunciado?, ¿porque no enfrentan a sus colegas y dan cuenta de una realidad?.

¿Por qué seguir tapando el sol con un dedo?

Me encantaría leer respuestas de: Sebastian Piñera, Claudio Orrego, Lily Pérez y Marcelo Trivelli, además de los auto-etiquetados 2.0 (en revista CEROUNO) Soledad Alvear, Jaime Ravinet, Pablo Zalaquet y José Miguel Insulza.

Los comentarios están cerrados.